Muchas personas que sufren una fractura por fragilidad no son debidamente diagnosticadas ni tratadas por el riesgo probable de osteoporosis.